Activismo que crea e-negocio

Francisco Polo en el I Encuentro Innoexplora

El director de Actuable.es y de Change.org en España. :: LUIS SEVILLA

«Todos estamos abocados» al activismo social, una opción de vida que «tiene futuro ‘per se’» y en torno a la que se puede organizar una actividad emprendedora, defiende el fundador de Actuable.es y nuevo director para España de Change.org, la mayor plataforma de activismo online del mundo, Francisco Polo.

El que fuera coordinador de Aministía Internacional en Barcelona con solo 20 años y ganador del Premio Jóvenes Emprendedores Sociales 2010 participó el pasado viernes como ponente en la jornada sobre innovación social organizada en Gijón por CTIC Sociedad de la Información y FENA, Fundación Escuela de Negocios de Asturias, para presentar el proyecto InnoExplora.

La «mejor prueba» de que el activismo puede hacer empresa es la misma Change.org, que «no es una ONG», sino una compañía que ofrece servicios a la organizaciónes, a la vez que presta un espacio a cualquier persona que quiera cambiar las injusticias, desigualdades y otras sinrazones de este mundo para que exprese una petición, a la que podrán sumarse millones de personas: presión social online para el cambio.

«Somos una plataforma online de activismo que buscamos emponderar a las personas para que emprendan acciones sobre las cosas que no les gustan», es su propia definición de Change.org. Cambiar el mundo crea empleo. Ochenta  personas trabajan en la plataforma internacional, cuatro  en el equipo español que lidera Polo. Vivimos una fase de crisis de las grandes ideologías y organizaciones.

¿Es el momento de los pequeños emprendedores, de los ideólogos de lo concreto? «Creo que sí. Está claro que nos enfrentamos a grandes problemas, pero la historia nos demuestra que las grandes soluciones tradicionales no funcionan. Es posible enfrentar grandes problemas apuntando bien y aportando miles y miles de pequeñas soluciones que no pueden ser iniciadas por una organización. Eso es lo que hacemos desde la plataforma.

Así, poco a poco, la mentalidad de la gente cambiará en cuanto a los derechos civiles, el medio ambiente… Y generará un nuevo entorno de cambio» , se expresa Polo. Habla con pasión y se explaya sobre «el trabajo en el que me gustaría retirarme», porque «me encanta ». Y se nota. Sus planes de futuro son «seguir haciendo lo que hago». Y no lo hace mal. El pasado septiembre su exitosa plataforma española Actuable. es se fusionó con Change.org, lo que para este emprendedor del activismo social supuso una inyección de «fuerza y potencia», para llegar a «más personas, más rápido, haciendo el mismo trabajo».

Actúa, crea una petición, crea un reto o inicia acciones, suma fuerzas, provoca cambios. Es el lenguaje de Actuable.es para llamar a la movilización social. Sirvió de plataforma para los mensajes activistas de los indignados del 15M, hoy Democracia Real YA. Del 15M, Polo se queda solo «con la capacidad que  han tenido para plantar en la mente de los españoles la preocupación por las altas barreras de la democracia olas injusticias del sistema económico ». Pero es duro con la evolución del movimiento: «No han sabido articular respuestas concretas, tendrían que haberse convertido en una organización que sepa defender los derechos civiles de los españoles, cosa que no existe. Democracia Real se ha quedado atrás, sin capacidad para estructurar su trabajo. Parece que se dedica a organizar grupos de movilización que no provocan ningún cambio».

Tampoco entre los partidos políticos españoles Polo reparte aprobados. Ni para grandes ni para peq ueños. Su comportamiento online en la reciente campaña electoral nacional demuestra que «todavía no han entendido nada de lo que la herramienta de Internet puede hacer por la sociedad», señala. Las organizaciones políticas «siguen  con sus mensajes unidireccionales» y «hace falta que se hable menos de Política 2.0 y que se haga, junto a y con los ciudadanos», defiende el activista. Y se detiene en el ecologista Equo, «que ha desaprovechado una gran oportunidad para posicionarse como partido» utilizando técnicas online de campaña como las que, por ejemplo, en su día utilizó el hoy presidente Barack Obama y que «no son nada de otro mundo».

La que se ha posicionado en la 2.0, pero para mal, es la diputada de Foro Asturias Carmen Fernández, cuya metida de pata en Tweet aludiendo a la «baja tasa de inteligencia » de los asturianos provocaba esta semana peticiones ciudadanas en Actuable.es para que se disculpara.
 

Publicado por El Comercio el 28/11/2011