Ciencia y cine para los más pequeños

El programa 'Profundiza' fomenta la investigación
Los alumnos visionan la proyección de la película durante la reunión de ayer

Los alumnos visionan la proyección de la película durante la reunión de ayer

No hace falta ser médico, investigador o químico para interesarse por la ciencia. Con tan solo siete y ocho años, los alumnos del colegio público Germán Fernández Ramos ya han comenzado a hacerlo, aunque de una forma distinta a la que es habitual.

Una docena de escolares de este centro ovetense participan en el programa 'Profundiza', una oportunidad para favorecer la investigación y el gusto por el saber a través del mundo del cine. En total, 35 centros educativos de la región colaboran en el proyecto, que ha convertido a estos pequeños científicos en los más jóvenes de la localidad. El colegio Germán Fernández Ramos es el único centro ovetense en el que alumnos de Primaria llevan a cabo esta actividad, que trasladará sus conclusiones a más de 100 escolares de tercer curso.

El programa comenzó ayer con la proyección de la película 'El secreto de las pirámides', a partir de la cual debatieron los distintos métodos científicos, uno de los temas que se tratará junto a, por ejemplo, la robótica o la sociedad científica.

La actividad se prolongará hasta junio con una película y un debate semanal, que servirán de punto de inicio para el proyecto final, que consiste en la grabación de un corto de animación a través de las conclusiones extraídas. Este proyecto cinematográfico se realizará en el CTIC, con la participación de los dos mejores alumnos de cada centro educativo.

¿El objetivo? «Motivar el interés por la ciencia de una forma distinta», asegura Luis Rodríguez Menéndez, director del colegio Germán Fernández Ramos.

El proyecto, financiado por el Ministerio de Educación y Ciencia y coordinado por la Consejería de Educación y Universidades, pretende estimular el potencial intelectual del alumnado que participa, así como las actitudes de cooperación o el trabajo en equipo, «valores fundamentales».

Publicado por El Comercio el 17/02/2012