CTIC desarrollará tecnologías para mayores en la Comarca de la Sidra

Los alcaldes de la comarca con la Fundación CTIC

Los alcaldes de la comarca con la Fundación CTIC

La Comarca de la Sidra estrecha lazos con la Fundación CTIC para continuar aplicando las nuevas tecnologías al servicio de las personas mayores. Ayer, ambas entidades firmaron un convenio que establece un acuerdo marco para futuros desarrollos tecnológicos.

Primero fue el proyecto Retemancosi, un servicio de videoconferencias en el que voluntarios hablan con los mayores que viven solos. Luego, en colaboración con la Universidad de Oviedo se desarrolló un sistema domótico para poder sustituir a los medallones de teleasistencia y ampliar el número de personas a los que llegan estos servicios. Ahora se pretende dar un paso más allá y estudiar cómo pueden introducirse sistemas de inteligencia ambiental en los hogares. «Tenemos que trabajar en algoritmos que combinen señales y sean capaces de detectar posibles alertas», explica la directora de I+D+i de CTIC, Vanesa Lobato. Cuando estos sistemas estén listos serán capaces de enviar señales desde, por ejemplo, los distintos electrodomésticos, y detectar usos no habituales de los mismos, combinar esta información con un histórico y llegar a la conclusión de que hay una situación anormal y alertar de ella a los servicios sociales.

«Nosotros tenemos el servicio de comida a domicilio», plantea el director de Retemancosi, José Antonio Labra, «y así podríamos saber si la persona está comiendo o no, o si cambia de orden los platos». Esta es sólo una posibilidad, pero de lo que se trata ahora es de definir unas estrategias globales para aplicar las nuevas tecnologías en la comarca.

La colaboración entre Mancosi y la Fundación CTIC surgió hace alrededor de tres años, en el marco del proyecto europeo Silohuette, gracias al cual se desplegó una red de telecomunicaciones propia gracias a la cual pueden existir las videoconferencias en las que ya participan 45 mayores y 19 voluntarios. Esta red permitirá añadir nuevos servicios cuando el desarrollo tecnológico lo haga posible. «Lo que queremos es llevar la tecnología al hogar, pero no para fines lúdicos», asegura Lobato, «sino para apoyar a quienes lo necesitan». La Comarca de la Sidra será el primer lugar de España en el que comiencen a aplicarse estas nuevas tecnologías, dentro de un proyecto europeo en el que participan otros seis países.

Publicado por El Comercio.es el 08/05/2012