CTIC participa en la presentación del informe sobre la "Milla del Conocimiento"

La Universidad de Oviedo echa en falta una mayor colaboración con los centros tecnológicos y las pequeñas empresas atribuyen a estos el progresivo «ahogamiento» de iniciativas emprendedoras como consecuencia del sistema actual de I+D, que incentiva los grandes proyectos frente a estructuras de innovación más reducidas. Son tan sólo dos de las conclusiones que plantearon ayer en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón diferentes expertos del ámbito académico, empresarial y de la Administración reunidos para debatir sobre la «milla del conocimiento» como sistema local de innovación, por iniciativa de la Fundación Cotec. La directora del Instituto Universitario de Tecnología Industrial (IUTA), Cristina Rodríguez, fue la más clara al exponer la necesidad de que centros tecnológicos e institución académica «se conozcan», porque «existe mucha capacidad de generar conocimiento en la Universidad que no se está aprovechando».
 
El director general de Fundación Cotec, Juan Mulet, reconoció que sin empresas no hay innovación, pero también que el sistema de I+D español depende en exceso de las ayudas promovidas por la Administración, que apunta en tiempos de crisis un cambio en el sistema de acción. De ahí que se advirtiera de la necesidad de pasar de la innovación empresarial a la innovación social durante la sesión de ayer. El director del centro tecnológico CTIC, Pablo Priesca, abogó por fomentar las relaciones que existen entre los diferentes agentes que operan en la «milla del conocimiento» gijonesa. No obstante, descartó la competencia que los universitarios atribuyeron a los centros tecnológicos frente a la institución docente y las pequeñas empresas.

Publicado por La Nueva España el 27/01/2012