El Parque Tecnológico alimenta la innovación

Industrias Cárnicas destaca las posibilidades de las TIC para mejorar los procesos productivos en el sector agroalimentario
Por la izquierda, Juan Díaz, Eduardo Álvarez y Alicia Veira, ayer, en el Parque Tecnológico

Por la izquierda, Juan Díaz, Eduardo Álvarez y Alicia Veira, ayer, en el Parque Tecnológico

Las nuevas tecnologías llegan al sector agroalimentario y, además, abren la posibilidad de nuevos mercados. «Las TIC nos permiten explorar nuevas opciones para mejorar los procesos productivos, ser más eficientes y reducir costes», sostiene Juan Díaz, gerente de la Asociación de Investigación de Industrias Cárnicas del Principado (Asincar), que ayer participaba en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón en una jornada de trabajo sobre las posibilidades de I+D en este sector, organizada en colaboración con la Agrupación Empresarial Innovadora (AEI) del Conocimiento de Asturias.

Alicia Veira, directora del «clúster» TIC Asturias, sostiene que las nuevas tecnologías se enmarcan en un sector muy «transversal», lo que da lugar a que se puedan «plantear soluciones innovadoras a través de diferentes programas». El más reciente y el ejemplo que ayer se puso sobre la mesa es el que han desarrollado las empresas Alimerka, Telecable, Gesimde y Semagi, en colaboración con la Asociación de Investigación de Industrias Cárnicas del Principado y la Fundación CTIC. Se trata de un prototipo de sistema de información que permite reducir, simplificar, interrelacionar y agilizar todos los trámites dentro de la cadena de valor de producción de carne de ternera fresca en Asturias, desde el ganadero hasta el consumidor final. Este proyecto, presupuestado en 3 millones de euros, está cofinanciado al 75% por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) a través del programa operativo de I+D+i planteado para el período 2007-2013.

«Se trata de crear un sistema de control de la trazabilidad de la carne de ternera asturiana», explica Juan Díaz. Por un lado, se ayuda al ganadero al manejo de las TIC, controlando el producto en todas las fases de la cadena, incluso en el punto de venta, donde se pueden conocer las preferencias del consumidor para incorporarlas en el futuro. «Se va un paso más allá de la normativa de trazabilidad», apunta Eduardo Álvarez, de la Fundación CTIC.

Publicado por lne.es el 18/06/2012