Los ingenieros del futuro

El colegio Santo Domingo de Navia se alza con el primer premio en el torneo de robótica regional

Son los ingenieros del futuro y lo han demostrado con creces. Un grupo de 83 jóvenes de entre 10 y 16 años, de diez centros educativos de Asturias (divididos en doce grupos) participó ayer en la segunda edición del campeonato de robótica ( First Lego League Asturias ) en el que pusieron a trabajar -en una dura prueba- a sus prototipos, a la vez que exponían un trabajo científico. El colegio Santo Domingo, de Navia, se llevó el gato al agua con su robot Santo Domingo , que representará a Asturias en la final nacional de robótica que se celebrará en Navarra el 11 de marzo.

"Llevamos trabajando desde octubre, partimos de diversos prototipos hasta lograr el más eficiente", explicó a LA VOZ uno de los alumnos del grupo ganador, Christian Lanza, de 16 años. Pero, ¿en qué consiste la prueba? La fundación CTIC informó hace un año a los colegios que desearan participar y les marcó un desafío: Food Factor , sobre seguridad y calidad alimentaria.

A partir de ahí, el programa (financiado por el Gobierno del Principado y el Ministerio de Hacienda) les facilitó las piezas del Lego y cada grupo -guiado por un monitor- realizó el diseño, la construcción y la programación del robot, al que encaminaron a superar 15 pruebas (cada una con su puntuación) sobre un tablero. Pero para lograr el desafío, los jóvenes tuvieron que adaptar, tanto el proyecto científico como el robot, a explorar las mejoras que se pueden aplicar al mundo de los alimentos, con soluciones científicas y técnicas.

"La función del profesor es motivarlos y guiarlos, pero el trabajo lo realizan ellos", aclaró la responsable técnica de la Fundación CTIC, Eva Huergo. El objetivo de esta iniciativa no es sólo formar a futuros ingenieros, sino también "despertarles el gusanillo por la tecnología y la ciencia mediante una competición sana, y fomentando el trabajo en equipo", sentenció Huergo.

Con la prueba final, que se celebró en el palacio de Congresos de Gijón, se intentó buscar "dentro de la seriedad" un resultado que fuera "emocionante y divertido". Así, a lo largo de toda la mañana fueron pasando los competidores para intentar alcanzar la máxima puntuación superando las misiones establecidas con su robot.

Si bien los mejores, fueron los alumnos del Santo Domingo de Navia, los estudiantes del IES Padre Feijoo, de Gijón, quedaron en un merecido segundo puesto con su prototipo de Lego Robótica Feijoo . Además, se alzaron con el premio al mejor proyecto científico, que competirá a escala internacional.

Los trucos del Lego Lanza, del equipo ganador, desveló ayer algunos "trucos" de su robot, que fueron los que les llevaron al primer puesto de la competición, por segundo año consecutivo. "Entre sus peculiaridades se encuentra que el cerebro del prototipo es más alto, para poder sacar la baterías y hacer más ágil el cambio de accesorios, además lleva ruedas laterales, y la parte trasera es plana para poder apoyar mejor", confesó el joven.

En cuanto a su proyecto científico, el grupo de chavales de entre 14 y 17 años, desarrolló una tesis sobre cómo conservar leche materna con fines humanitarios, que ya lleva 13.000 votos en internet. Y es que las nuevas tecnologías y las redes sociales fueron otro aspecto a potenciar durante la celebración del campeonato, que fue seguido por sus compañeros en Facebook y en Twitter.

Otros galardones, fueron el Premio al Mejor Emprendimiento, que recayó en The Best Robot , del IES Cangas de Narcea; el Premio a los Valores de la First Lego League que fue a parar a los estudiantes del colegio La Gesta por su Gestabótica ; el Premio al Mejor Diseño de Robot, que fue para los alumnos del IES Jerónimo González por su Jerolego 2.0 ; y el Premio al Mejor Comportamiento de Robot, que coincidió con el premio ganador de los chavales del colegio Santo Domingo.

Después de la intensa jornada, los que no resultaron ganadores ya están pensando en el Desafío de este 2012: Senior Solutions , para mejorar la calidad de vida de los ancianos. Habrá que ver.

Publicado por La Voz de Asturias el 27/02/2012