Menos mentiras en una red más segura

Un grupo de alumnos del Codema, que participaron en el Congreso de Menores en las TIC, proponen a directivos de Tuenti alternativas para generar «usuarios más honestos»
Los alumnos del Codema que participaron en el congreso

Los alumnos del Codema que participaron en el congreso

Los estudiantes de hoy en día son «nativos digitales», criados desde su tierna infancia entre ordenadores, dispositivos móviles y redes sociales. Por eso, cada vez se hace más necesario advertir de los peligros de una navegación poco segura en lo que a privacidad se refiere. Un grupo de seis alumnos de primer curso de la ESO del Colegio Corazón de María (Codema) participaron la semana pasada en los paneles de expertos del Congreso Internacional Menores en las TIC, con el objetivo de formarse y plantear inquietudes sobre un mundo en el que las fronteras de lo público y lo privado se diluyen. 

Llara Almajano, José Pardo, Lara Martínez, María José Cerqueiro, Sergio Montes y Yaco Costales trabajaron durante varias semanas bajo la supervisión de su tutora, Marisa Morán, para debatir con varios expertos en nuevas tecnologías y redes sociales. «Es un mundo que ellos dominan y en el que es importante tomar conciencia y saber manejarse con plena consciencia de los riesgos a que se enfrentan», resumía la tutora al término del congreso. Por eso, el Codema quiso desde el principio participar en un asunto «cada vez más cotidiano, que forma parte de la vida diaria de los alumnos». 

El apartado que más conocen los estudiantes menores de 14 años es el de las redes sociales. Durante su participación en el panel, plantearon a Óscar Casado, director jurídico y de privacidad de Tuenti, una de las redes más usadas por los menores, la posibilidad de que la edad legal para abrir un perfil en esta cuenta se rebaje a los doce años. Y lo hicieron convencidos de que «a pesar de que los padres tienen que firmar un documento de conformidad en el caso de los usuarios de menos de 14 años, mucha gente miente con respecto a su edad y los padres no controlan su presencia en la red». Por ello, si la edad legal se rebajara a 12 años, «sería mucho más transparente, porque los usuarios serían más honestos y la actividad en Internet, más segura». «Tuenti» ha recogido sus propuestas para una posible reforma de sus políticas de seguridad. 

Los alumnos también debatieron con Ricard Martínez, presidente de la Asociación Profesional Española de Privacidad y Estella Cohen, responsable de proyectos de la Comisión de la Información y de la Vida Privada de Ontario (Canadá). En las ponencias pusieron de manifiesto su manera de entender la relación con las nuevas tecnologías desde su condición de «nativos digitales», así como la forma de romper la «brecha digital» con sus padres. Éste último punto es la clave, según los expertos, para que los nuevos espacios para la comunicación sean seguros en todas las franjas de edad. 

La participación de los chavales del Codema en el congreso ha sido el colofón al trabajo a lo largo del curso de los Paneles Paneuropeos de Jóvenes, organizados por la Fundación CTIC dentro del programa Safer Internet impulsado por la Unión Europea. En total, participaron en este proyecto una treintena de alumnos de primero y cuarto curso de la ESO, después de que el centro fuera seleccionado para llevar a cabo esta iniciativa.

Publicado por La Nueva España el 13/06/2012