Una investigación estudia cómo interactúa un enfermo de alzhéimer con dispositivos tecnológicos

Pruebas realizadas en el CRE Alzheimer

Pruebas realizadas en el CRE Alzheimer

El CRE Alzheimer de Salamanca y una empresa de Gijón investigan la usabilidad de las tabletas digitales entre la población mayor

La estimulación cognitiva a través de las nuevas tecnologías es una de las principales líneas de investigación del Centro de Referencia Estatal (CRE) de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y Otras Demencias, dependiente del Imserso y ubicado en Salamanca. Sin embargo, las personas mayores que sufren las enfermedades neurodegenerativas están poco acostumbradas a interactuar con los nuevos dispositivos tecnológicos. Por eso, uno de los retos del centro y de los investigadores y empresas con los que colabora es saber de qué manera utilizan las nuevas tecnologías estas personas.

“Cuando empezamos a implantar la tecnología no sabíamos cómo iban a reaccionar las personas mayores y nos sorprendió gratamente que, tras un proceso de aprendizaje, se adaptan perfectamente”, asegura en declaraciones a DiCYT (www.dicyt.com) Elena González Ingelmo, responsable del área de Información, Documentación e Investigación del CRE Alzheimer. En cualquier caso, una de las incógnitas a la hora de diseñar aplicaciones para pacientes con demencias sigue siendo la usabilidad. Por eso, uno de los proyectos actuales del CRE Alzheimer es el denominado Cognigen: Sistema de estimulación cognitiva multiparticipante con interacción intergeneracional, iniciativa que se enmarca dentro de los Proyectos de I+D del Imserso.

La Fundación CTIC Centro Tecnológico de Gijón es el socio del centro salmantino en esta iniciativa. Vanesa Lobato, directora del área de I+D+i, explica que el proyecto pretende la estimulación cognitiva a través de juegos disponibles en dispositivos móviles que el usuario se pueda llevar a casa, principalmente tabletas, pero que el foco de la investigación se centra en “valorar la usabilidad de este tipo de dispositivos para estos usuarios”.

¿Qué tiene de especial una persona mayor con demencia a la hora de usar un móvil o una tableta? Al contrario de lo que a muchos les parecería lógico, los primeros estudios europeos al respecto apuntan a que el hecho de ser dispositivos táctiles supone “una interacción más natural”, asegura la experta, de manera que espera resultados positivos.

La experiencia de un proyecto con TDT

Vanesa Lobato y su equipo de la Fundación CTIC cuentan con una reciente experiencia anterior en otro proyecto del CRE Alzheimer llamado DeSICA: Sistema Inteligente de estimulación cognoscitiva a través de Televisión Digital para enfermos de Alzheimer y otras demencias. Hace unos años, la idea más aceptada es que los mayores estaban más familiarizados con la televisión que con cualquier otro medio, de manera que se pensó en la TDT como plataforma. El mando a distancia parecía suficientemente sencillo y cotidiano como para que lo utilizaran como interfaz de entrada. Sin embargo, “todo lo que no sea cambiar de canal o subir el volumen, implica un proceso cognitivo distinto”, indica, así que no resultó sencillo hacer entender mecanismos de navegación basados en información espacial, como los desplazamientos arriba y abajo o hacia los lados.

Además, “cada persona coge los aparatos de forma distinta y entre las personas mayores nadie lo utiliza con una sola mano, sino que lo sujetan con una y pulsan con otra, lo cual ya condiciona todo su uso”, pone como ejemplo.

La falta de desarrollo de aplicaciones interactivas para TDT es otro de los factores que deja un poco apartada esa vía. Ahora la atención del nuevo proyecto está en los juegos para dispositivos móviles, en los que también se podría participar a través de redes sociales, para fomentar así que otros familiares interactúen con los pacientes.

Publicado por salamanca24horas.com el 24/06/2012