El 'bullying' se hace a los que piensan diferente

El 'bullying' se hace a los que piensan diferente

También advierten de los peligros que pueden encontrarse en la red: «Hay que tener mucho cuidado con lo que publicamos», alertan

12 alumnos del Fernández Vallín forman un equipo de mediadores para evitar peleas y casos de acoso escolar

Por suerte no tienen que hacer frente a muchos problemas, pero de haberlos, su figura se vuelve esencial para resolverlos. Doce alumnos de Secundaria del Instituto Fernández Vallín dan forma a un equipo de mediadores responsables de que reine la paz en el centro donde estudian. «Si hay peleas, les separamos. Después, preguntamos por separado qué les ha pasado para que lleguen a ese extremo», explican Anabel Terrero, Nacho Villar y Ester Mateos, tres alumnos que participan en este programa.

Dentro de esa experiencia resolviendo conflictos, para la que, obviamente, cuentan con el apoyo de adultos, también se han encontrado con casos de acoso escolar, el famoso 'bullying'. «Por desgracia, se hace a los que piensan diferente, a los que son distintos», lamentan. «Los niños pueden llegar a ser muy crueles», agregan, aunque convencidos de que «hablando con los compañeros pueden resolverse muchos casos». «Los que no, es necesario que se transmitan a los padres, profesores y, de ser grave, a la Policía», apuntan estos tres mediadores.

Cuidado en internet

Dichos casos de acoso escolar también se dan en internet. Para atajarlos, responden al unísono, es urgente que profesores, padres y Policía estén al tanto de cualquier acción de 'bullying' colgada en la red.

Para evitar riesgos en internet, los mediadores del Fernández Vallín están participando en un programa promovido por la Fundación CTIC, en el que se les explica cómo librarse de cualquier tipo de problema de seguridad cuando alguien use las tecnologías de la información y comunicación (TIC), tales como el robo de contraseñas o la publicación de información personal de carácter sensible, sobre todo, en redes sociales. «No podemos sobreexponernos. Ninguna red es totalmente segura», indican.

Por culpa de esa sobreexposición, explican, pueden provocarse disgustos serios, como que un posible jefe descarte una candidatura a un trabajo al ver fotografías un poco comprometidas. «Hay que tener mucho cuidado con lo que publicamos o puede que nos arrepintamos en el futuro», advierten.

Todos estos avisos los combinaron con una amplia explicación sobre las diferentes redes sociales existentes y otros consejos para tener contraseñas seguras, como la combinación de caracteres en mayúsculas y minúsculas, además de la inclusión de otros alfanuméricos.

Publicado por El Comercio el 30/04/2014