La asturiana Tekox explora la aplicación de la impresión en 3D a fabricaciones eléctricas

La compañía comparte una investigación con Prodintec y el grupo finlandés Tarkmet
Pilar García

La compañía asturiana Tekox y el centro tecnológico Prodintec explorarán, de la mano de la finlandesa Tarkmet, las posibilidades industriales que ofrece la impresión en tres dimensiones (3D). El proyecto está financiado por la Unión Europea (UE) dentro de un programa para dar impulso a iniciativas de investigación y desarrollo (I+D), y cuenta con un plazo de ejecución de 18 meses. El objetivo, según precisaron desde Tekox, es conseguir fabricar mediante este novedoso método de impresión unos moldes que luego puedan utilizarse para crear carcasas de plástico, esenciales para desarrollar la gran mayoría de los componentes de la industria eléctrica, en la que la compañía asturiana centra su actividad.

Tanto la Fundación Prodintec como la finesa Tarkmet se encargarán de realizar las pruebas con las impresoras en tres dimensiones, mientras que la compañía de Llanera tendrá la misión de comprobar si los moldes que se van a replicar pueden luego incorporarse al proceso industrial. "Será una revolución", aventuró la directora general de Tekox, Pilar García.

Ahora mismo, fabricar uno de estos moldes lleva un proceso que dura entre seis u ocho meses. Los participantes en el proyecto estiman que, de funcionar con éxito, con una de estas impresoras podrían replicarse en poco más de un mes. Según añade Pilar García, podría ser "una importante mejora para avanzar en la productividad del sector, algo que nos demandan nuestros clientes". La directiva también asegura que este desarrollo tecnológico permitiría la implantación en Asturias de una actividad, la de la impresión en tres dimensiones, en claro desarrollo para los próximos años.

Las dos compañías y la fundación Prodintec, con base enGijón, comenzarán a trabajar de forma inmediata en el proyecto, después de haber conseguido captar fondos del llamado proyecto Manunet, una iniciativa de la Comisión Europea para el impulso de iniciativas de investigación.

Tekox es fabricante de conexiones eléctricas y cuenta con un capital 100% asturiano, además de una amplia trayectoria en el mercado internacional gracias a su voluntad exportadora desde sus inicios en 1976. La finlandesa Tarkmet lleva más de dos décadas en la aplicación de técnicas de alta precisión orientadas a la industria del metal.

La impresión en tres dimensiones es una tecnología, también llamada aditiva, que se ha popularizado y extendido con bastante fuerza durante los últimos años. El objeto tridimensional es creado mediante la suposición de capas sucesivas de material. Además, los avances tecnológicos han permitido que esta técnica se haya abaratado considerablemente a la vez que se ha ido perfeccionando y ganando notoriedad. Incluso desarrollando impresoras para su uso doméstico.

Publicado por La Nueva España el 04/12/2014