Los expertos sostienen que está costando cumplir la ley de transparencia

"Proporcionar mucha información no significa ser gobierno abierto", advierte la representante estatal Esperanza Zambrano
Los expertos sostienen que está costando cumplir la ley de transparencia

Cambiar la inercia del sector público y romper con el "proteccionismo" sobre determinados datos públicos son dos de los principales retos que se marcan los responsables de Consejo de Transparencia y Buen Gobierno en la aplicación de la Ley de Transparencia. Así lo explicó la representante del órgano estatal, Esperanza Zambrano, en la sesión inaugural de la Conferencia sobre Datos Abiertos organizada por CTIC en Gijón. Zambrano aseguró que "está costando cambiar la cultura administrativa" donde, hasta la aprobación de la ley, solo quien era parte en un proceso estaba autorizado a acceder a determinados expedientes o cuando desde la Administración se escudaban "en la protección de datos, como excusa, para no dar una información". Para la representante del Consejo de Transparencia "está costando" avanzar en este sentido "pero se están rompiendo barreras".

Esta normativa, además de "dar a conocer cómo se legisla", obliga también a "una publicación, clara, ordenada y estructurada de los datos", aseveró Zambrano, quien advirtió, no obstante, que "proporcionar mucha información no es transparencia" ni ser un gobierno más abierto. Transparencia es, a juicio de la portavoz estatal, "que sea fácil acceder" a la información del sector público y que esa información sea "relativamente comprensible". En ese camino, "España se ha incorporado tarde al club de países que cuentan con una ley de transparencia", indicó la jurista del Consejo del Buen Gobierno.

Todos los participantes en el congreso quisieron dar fe del compromiso de Asturias con las acciones en favor de la transparencia, tanto de las empresas como de las administraciones. Pablo Priesca como director de CTIC; Pablo Junceda del Banco Sabadell-Herrero; el consejero de Economía, Graciano Torre, y el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Gijón, Alejandro Roces. "Estamos ante una demanda social de primer orden. La transparencia es creadora de confianza y la confianza básica en la democracia. Pero no se trata sólo de una cuestión regulatoria. Hay un cambio cultural que necesita recursos y liderazgo", sentenció Priesca.

Para Jonathan Baena, miembro del grupo de trabajo de la Comisión de Modernización de la Federación de Municipios , antes de la aplicación de esta ley las entidades locales "no eran suficientemente transparentes". Para lograrlo, las páginas web municipales suponen, a su modo de ver, "un herramienta potentísima". Un 85% de los ayuntamientos españoles disponen de ella para distribuir sus datos abiertos. Esa cultura del "open data" aporta mucho valor en transparencia para las administraciones pero también supone una fuente de desarrollo económico, a juicio de Chus García, de CTIC, quien advirtió de que esos datos se presenten ordenadamente y accesible al ciudadano porque "mucho dato puede llegar a negarnos la información", advirtió. En este sentido, CTIC acaba de abrir un portal de transparencia.

Publicado por La Nueva España el 13/02/2015