Tecnología que cuida de los abuelos

Monitorizar la salud de los mayores a través de un dispositivo de bajo coste incorporado en un reloj de pulsera o bajo la ropa.

Este es el objetivo de uno de los últimos desarrollos de CTIC (Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación) que ha explorado las posibilidades de la sensórica “wearable” (que se lleva en la ropa) para conocer la actividad de los ancianos que viven solos.

El dispositivo se encuentra ya en proceso de patente y a la búsqueda de socios empresariales para su puesta en el mercado. El control remoto de la actividad física de personas así como de variables fisiológicas a través de ropa inteligente o un sencillo reloj de pulsera tiene aplicación directa tanto para personas mayores como para deportistas.

Pablo Priesca, director de CTIC, explica que esta tecnología facilita la “monitorización de la actividad”, con un control a distancia de rutinas. Las horas a las que se levantan los abuelos de la cama, si salen o no a la calle y el tipo de actividad física que desarrollan en el domicilio puede permitir detectar si la personase encuentra en situación de riesgo para su salud, anticipándose así a otros problemas. La filosofía del proyecto es el autocuidado de ancianos sobre la base de la comprobación a distancia de sus condiciones de salud y el “autofitness” en casa. Bien a través del dispositivo de pulsera o de los sensores en la ropa se puede conocer la actividad de estas personas.

“La dependencia solo tiene una solución: la tecnología”, recalca Roberto Paraja, presidente de CTIC, para quien el sistema de bienestar actual “no es soportable” para las arcas públicas pero es una cuestión de “inversión” y “decisión política” confiar en las posibilidades de estos dispositivos para atender las necesidades de los mayores. El proyecto podría estar concluido en el primer semestre del próximo año para iniciar de inmediato la fase de fabricación.

Publicado por La Nueva España el 17/11/2014