Vinton Cerf: "Vendrá una Edad Oscura si no logramos preservar los datos digitales"

El padre del protocolo de internet y del correo electrónico advierte de que si los programas no son seguros, la internet de las cosas no funcionará

Vinton Cerf es Patrono Honorífico de CTIC Centro Tecnológico

Considerado el padre del protocolo de internet (con Robert Kahn) y del correo electrónico (la web la firma Tim Berns-Lee), este ingeniero estadounidense con sempiterno traje de tres piezas sigue siendo a sus 72 años una de las personas más influyentes en las telecomunicaciones mundiales. Vicepresidente de Google, ha presidido el ICANN y la Internet Society. Es premio Príncipe de Asturias y la Universitat Ramon Llull le acaba de investir doctor 'honoris causa' a petición de La Salle. Lleva años intentando llevar internet al espacio en un proyecto de la ESA, la NASA y la agencia espacial japonesa.

Vinton Cerf

¿Cómo está el proyecto de la internet interplanetaria, que decía usted que íbamos a tener lista en el 2009? Hemos desarrollado el protocolo, los astronautas los están probando en la Estación Espacial Internacional para controlar vehículos robotizados en la superficie de Marte en tiempo real. Esto funciona cuando no están muy lejos pero cuando no están en la órbita del planeta, la señal tarda en llegar 3,5 minutos. Si ponemos varios satélites, esto puede mejorar, y se podría controlar la señal desde cualquier lugar. Desde la Tierra no, porque la señal a Marte tarda 20 minutos, lo que sería como girar un volante y que el coche se moviera 20 minutos después. En la próxima década esperamos que podamos hacerlo en tiempo real.

¿Qué va a ser más fácil, llevar internet a Marte o a África?Intentamos hacer las dos cosas. Google intenta llevar internet a África y otros están construyendo las infraestructuras. Pero los que quieren hacer negocios en el espacio, están primando a Marte. Cada uno tiene su motivación. La mitad de la Tierra ya está 'online'. Si el cambio climático continúa y hay deshielo, podríamos construir cables a través del Ártico, lo que permitiría conectar Japón con Londres. Lo que está claro es que llevaremos internet a través del móvil.

¿Y va a seguir siendo neutral la red? Depende del país. En EEUU, el Tribunal Supremo dictaminó que las compañías de telecomunicaciones no pueden usar su caudal para interferir en lo que quieren hacer los usuarios. En otros países, depende de las condiciones de competencia. Si hay suficiente competencia, el mercado no necesita ser regulado. En EEUU el problema es que no hay suficiente competencia..

¿Y dar conexión a internet gratis a cambio de usar determinados servicios, como hace Facebook en India, no afecta al desarrollo de internet? Si no tienes internet, poder acceder a algo, aunque sea limitado, está bien. Pero los usuarios tienen que poder elegir entre servicios.

Internet comenzó como un proyecto militar. ¿Todavía está bajo control militar o de gobiernos, o la controlan ya las grandes compañías? Los militares usan internet pero no controlan la red, excepto en China y algún país más. Lo interesante de internet es que cualquiera puede crear un nuevo servicio o negocio y convertirse en el nuevo Google o Amazon, que no hace tantos años que funcionan. No creo que haya un grupo concreto que domine. Incluso lCANN (el organismo que controla las direcciones) ha dejado de estar bajo la órbita del gobierno de EEUU.

¿Y no puede el ‘big data’ (el tratamiento de datos que permite extraer comportamientos) dar todo el poder a las empresas? Porque las grandes multinacionales comienzan a saberlo todo de sus usuarios. No estoy del todo de acuerdo. Si los gobiernos no interfieren, los usuarios pueden elegir a dónde van, si a Facebook o a Google o a donde quieran. Constantemente surgen nuevas ideas. Internet es el entorno más abierto y flexible que existe para la innovación.

Qué le parecen las otras internets, como la Deep Web (la internet oculta a los buscadores)? Es un ejemplo de cómo el protocolo de internet es neutro y solo mueve paquetes de datos. Quien quiere hacer cosas malas, puede. Es la naturaleza humana. Una solución puede ser reforzar la ley, pero también la presión social. Si la gente se pone de acuerdo sobre algo, se reduce mucho. Mire lo que ha pasado con el tabaco. O con la privacidad. Con las cámaras de móvil, antes no se pedía permiso para tomar una foto, ahora sí.

¿Todavía lleva consigo un chip de doble autentificación? ¿No se siente seguro en internet? Ahora lo llevo en el móvil y mi portátil me lo pide para entrar. Voy con cuidado y cambio las contraseñas regularmente. Me siento razonablemente seguro. Mi preocupación es que los programas sean fiables, seguros y mantengan la privacidad. En internet de las cosas, si no son así, no podremos hacer nada.

¿Qué le preocupa de la actual internet? Las nuevas tecnologías están cambiando las costumbres. Hay una revolución social que no podemos predecir cómo va a evolucionar. Los jóvenes ya no se llaman ni usan el correo porque es lento, envían mensajes, pero además se acepta que no respondan. Eso en el teléfono no era admisible. Además, las próximas generaciones no van a conocer nuestra historia, porque vamos a perder un montón de datos y de programas que nos explican. La evolución de los formatos ligada a sistemas operativos va a hacer que nadie recuerde cómo éramos. Nos espera una Edad Oscura Digital si no somos capaces de preservar nuestros textos, fotos y vídeos.

Publicado por El Periódico el 24/06/2016