Vosotras no tenéis límites

María Saornil y Sonia Garcia de CTIC participan en un encuentro con alumnos del Instituto Pando con motivo del Girls in ICT Day

Seis profesionales sobresalientes en los ámbitos de la informática, los videojuegos, la biotecnología y las nuevas tecnologías, todas mujeres y todas asturianas, mantuvieron ayer por la mañana un encuentro con los alumnos del instituto de Pando. Con ellos compartieron durante un par de horas sus experiencias e impresiones laborales y echaron por tierra falsos mitos sobre el talento de las mujeres para las carreras tecnológicas. "Podéis hacer lo que queráis, vosotras no tenéis límites", aseguró Sigrid Chánobas, diseñadora de videojuegos, a las chicas que asistieron al coloquio.

En la actividad, organizada con motivo del Girls in ITC Day en el Vivarium -el vivero de empresas de ciencias de la salud- de La Corredoria y con intercambio de preguntas y respuestas, participaron, además de Chánobas, Aurora Barrero, presidenta de Astur Valley y decana del Colegio Profesional de Graduados en Ingeniería e Ingeniería Técnica en Informática de Asturias; María Saornil, responsable de la Unidad de Visión por Computador en CTIC Centro Tecnológico; María del Mar Sánchez, responsable de Comunicación y Relaciones Públicas de Treelogic; Patricia Cueto, bioinformática en Dreamgenics, y Sonia García, investigadora eHealth en CTIC Centro Tecnológico.

Las alumnas de tercero de la ESO del instituto de Pando Melisa Isabel Rojas, Lorena Silva, Lucía Menéndez, Marta Ruiz de la Peña, Claudia Martínez y Patricia Mon presentaron y dirigieron la marcha del acto.

María del Mar Sánchez, de Treelogic, confía en que "cada vez más mujeres se animen a dar el paso hacia la tecnología. Hay mucho futuro por delante y marca la diferencia en el progreso".

Aurora Barrero, de Astur Valley, contó cómo "desde los diez años quería ser ingeniera informática" y como esa vocación fue fomentada por su familia. Barrero desmintió la creencia de que los profesionales del ámbito de las nuevas tecnologías sean frikis y solitarios. Al contrario, a ella lo que más le gusta de su puesto es "trabajar con equipos de gente".

Patricia Cueto llegó a Dreamgenics de la mano del investigador Carlos López-Otín, forma parte de un grupo de otro personas y ella es la única mujer. "Nunca me he sentido fuera de lugar", aseguró. Su colega María Saornil, de CTIC Centro Tecnológico, confía en el futuro de las mujeres. "Yo soy muy optimista", confesó. Sonia García, de CTIC Centro Tecnológico, no lo duda y afirma que el ámbito tecnológico es "muy entretenido".

El concejal de Economía Rubén Rosón se acercó hasta el Vivarium e intervino al inicio del coloquio. "Os toca escribir vuestra historia", dijo, animando a las chicas. Rosón también se refirió al vivero de empresas de ciencias de la salud, que augura que "en un periodo corto de tiempo va a ser un referente de la innovación y la tecnología".

Publicado por La Nueva España el 29/04/2016