Red de Centros de Acompañamiento Tecnológico e Innovación para el Desarrollo Económico de Asturias

Promoción en Internet

10/06/2010
Media: 5 (1 voto)
Internet pone al alcance de las pequeñas empresas multitud de herramientas y soluciones para promocionarse en el mercado global.
Diseñando una estrategia adecuada pueden minimizarse los recursos dedicados para alcanzar los objetivos propuestos.

Internet pone al alcance de las pequeñas empresas herramientas y soluciones para promocionarse en el mercado global. Muchas de estas aplicaciones son gratuitas, pero, para que sean eficaces, hay que dedicarles tiempo y recursos, por lo que es necesario diseñar una campaña de promoción online. Habitualmente, las empresas planifican cuidadosamente todas y cada una de sus inversiones, procurando que sean rentables y redunden en una mejora sustancial de alguno de sus procesos. Sin embargo, cuando se enfoca la presencia en Internet de la empresa, no se diseña una estrategia, sino que se van dando pasos descoordinados sin un objetivo fijo.

En el fondo, la promoción online y el marketing tradicional no son tan diferentes. Ambos persiguen dar a conocer la empresa (o sus productos y servicios), llegando a un público concreto. No obstante, desde que gracias a Internet el marketing se ha “democratizado” y ya no es necesario tener mucho dinero para llegar a mucha gente, se ha olvidado la primera regla: “Pensar antes de actuar”.

Disponer de una web dinámica, mantener un blog, tener presencia en una red social, disponer de una cuenta en twitter, crear un repositorio de fotografías o vídeos online… son algunas de las opciones que existen a la hora de promocionar una empresa en la Red. Casi todas son gratuitas, pero tienen un gran inconveniente: hay que actualizar sus contenidos con mucha frecuencia, lo que implica que debe disponerse de tiempo y de personal disponible para hacerlo.

Por este motivo, antes de lanzarse a usar una nueva herramienta de promoción online, es necesario plantearse algunas cuestiones fundamentales. Los autores del libro “ Groundswell. Winning in a world transformed by social technologies  (Harvard Business Press 2008, Boston)” lo llaman Método POST. Veamos en qué consiste.

Método POST.

En el libro, los autores plantean que el gran error de las empresas a la hora de comenzar su estrategia de promoción online es que no se plantean objetivos, y por tanto no hay manera de evaluar si sus acciones están siendo o no rentables.

Para que una promoción online sea realmente efectiva, hay que trabajar previamente sobre cuatro puntos:

  1. Pensar a qué público va a dirigirse la campaña. Obviamente no se abordará del mismo modo una promoción enfocada hacia clientes habituales que hacia la captación de nueva clientela, ni habrá que dirigirse igual a un público joven que a uno profesional.
  2. Marcar con claridad los objetivos que se persiguen: aumentar las visitas a una web, mejorar las ventas, abrir un nuevo mercado, promocionar un producto o servicio concreto, etc.
  3. Definir la nueva estrategia de comunicación: si será unidireccional o bidireccional, si van a aceptarse comentarios sobre las publicaciones de la empresa, etc.
  4. Decidir qué tecnología, herramienta o aplicación se utilizará para llevar a cabo la campaña. Una vez claros estos puntos, la empresa estará en condiciones de abordar una campaña de promoción online con muchas más garantías de éxito.

Herramientas para la promoción online.

En función de los objetivos que se marque la empresa, será más adecuado elegir unasopciones que otras. En líneas generales, puede hacerse la siguiente clasificación:

  • Herramientas para consolidar la imagen de la empresa en la Red: páginas web, repositorio de imágenes (Flickr, Picasa…), repositorios de vídeos (Youtube, Vimeo…), presencia en directorios, geoposicionamiento
  • Herramientas para recabar opiniones sobre la empresa: Blog, redes sociales personales (Facebook, Tuenti)
  • Herramientas para promociones puntuales: Enlaces patrocinados, publicidad contextual, Email marketing.
  • Herramientas para fidelizar a la clientela: eMail marketing, boletines electrónicos, Blogs, RSS.
  • Herramientas para generar contactos (clientes, proveedores, contactos del sector, etc.): Redes sociales profesionales (LinkedIn, Xing, Ning…), redes sociales personales (Facebook, Tuenti), Twitter.
  • En todas estas aplicaciones es necesario cumplir la legislación vigente (LSSI y LOPD), así como las condiciones particulares de uso de la plataforma, que en ocasiones son diferentes para las empresas y para los particulares.

Conclusiones.

La promoción online no es, per se, garantía de éxito. Sin embargo, diseñando una estrategia adecuada pueden minimizarse los recursos dedicados para alcanzar los objetivos propuestos, haciendo la campaña lo más eficaz posible.

Desde la Red de Centros SAT estaremos encantados de apoyar a su empresa en este camino, tanto informándoles de todas las herramientas disponibles como asesorándoles en la elección de la más adecuada para su proyecto.

Etiquetas: marketing 2.0
Suscribirse a Comentarios de "Promoción en Internet"

Añadir nuevo comentario