Pasar al contenido principal
Teléfono : +34 984 29 12 12 Email : ctic@ctic.es ES|EN

Misión Asturias Reducción Emisiones y Gases Efecto Invernadero, AGROALIMENTACIÓN 0 EMISIONES propone una intervención integrada y de amplio alcance para reducir los residuos y las emisiones que se producen a lo largo de la cadena de valor agroalimentaria en el Principado de Asturias.

El Consorcio desarrolla prioritariamente el ámbito de mejora “Economía circular como aprovechamiento, como subproducto y como utilización del proceso industrial”.

Adicionalmente, las líneas de investigación e innovación que propone desarrollar el Consorcio podrán contribuir indirectamente a otros ámbitos de mejora propuestos en la Misión Científica, principalmente en relación con el aprovechamiento de combustibles derivados de residuos y combustibles de residuos sólidos urbanos para obtener hidrógeno y la producción de hidrógeno a partir de energías renovables mediante la gasificación de la biomasa.

Las acciones de investigación e innovación que desarrollará el Consorcio estarán orientadas a la reducción de las emisiones y al aprovechamiento de los residuos generados en toda la cadena de valor agroalimentaria, lo que permitirá plantear objetivos adicionales complementarios a los ámbitos de mejora definidos, coherentes con la misión seleccionada.

Por todo ello, el Consorcio contribuirá principalmente a la Misión y a los ámbitos de mejora mediante:

    • La reducción, reaprovechamiento y valorización de los residuos de la producción agroalimentaria y forestal, con una perspectiva de circularidad, para avanzar hacia una producción agroalimentaria y forestal neutra en emisiones y residuos.


    • La conversión de los subproductos y residuos de la producción agroalimentaria en recursos que puedan ser utilizados en otros procesos productivos.


    • La reducción de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono y el metano, en la cadena de valor agroalimentaria.


    • El desarrollo de sistemas agroalimentarios y forestales más sostenibles y resilientes, que contribuyan a la lucha contra el cambio climático, mediante la reducción del uso de recursos naturales (energía, agua), una menor aportación de fertilizantes químicos, plaguicidas, antibióticos y otros insumos, y una mejor gestión de los suelos.


    • El refuerzo de la capacidad de absorción y almacenamiento de dióxido de carbono y de reutilización de otros residuos en la producción agraria y forestal.


    • La consideración de superficies agrícolas, forestales y ociosas como sumideros de dióxido de carbono.